John Cargill tenía una hija la cual murió en 1870. Esto hizo que esta persona cayera en una depresión por el dolor que le ocasionó. Un día tomó la decisión de salir y se le ocurrió una idea para poder luchar contra su tristeza: crear un camino único hacia una playa ubicada en Nueva Zelanda, cercano a Dunedin.

Tunel1

 

Este tributo a su hija es hoy en día utilizado por turistas y gente de la zona. El lugar se llama Tunnel Beach y se tardan aproximadamente 20 minutos para recorrer el camino.

 

Tunel2

Hay un tunel que tiene 70 escalones, todos tallados en la piedra por John

tunel3

Tunel4

Una vez que bajas las escaleras, se llega a una playa privada inaccesible de otra manera. El lugar es majestuoso y único.

Tunel5

Tunel6

Tunel7

Tunel8

Tunel9

Fuente

No dudes en compartir esta hermosa historia con tus amigos en cualquiera de tus redes sociales favoritas!