La mejor forma para detener una discusión

A más de uno le ha pasado que está en un lugar público cuando ve una seria discusión y no sabe qué hacer, si meterse o ignorar todo, usar la violencia o tratar de hacer entrar en razón. Pues a este chico se le ocurrió la forma más extraña y cómica para salir de esta situación. En el vídeo puede verse a una pareja discutiendo, llegado a un momento de especial enojo, el hombre se levanta y golpea cerca de la cara de la mujer. Un testigo indignado se levanta y se dirige hacia la pareja, sorprendentemente el testigo zanja la discusión de la forma más extravagante: se acerca al agresor y, dejando a todos anonadados, le baja el pantalón. El agresor, humillado, se ve obligado a retirarse. Si algo nos deja esto, es que la violencia no es la solución.

No se necesita pelear