4 mitos que acortan la vida de tu auto

Todos los que tenemos coche siempre tomamos una serie de medidas para intentar alargar su vida útil, sin embargo, contrario a lo que creemos, varias de estas costumbres no harán más que provocar más desgaste y aumentar la cantidad de dinero que gastamos en mantenimiento y repuestos. Lee los siguientes mitos sobre el mantenimiento de los automóviles y cambia los hábitos contraproducentes. Todo sea por el bien de nuestro vehículo.

1. Calentar el motor

La mayoría de conductores dedican un par de minutos para calentar el motor antes de iniciar la marcha. Esto era necesario en los antiguos motores de carburador ya que si no se calentaban previamente, luego se apagaban. Sin embargo desde las década de los 80 los fabricantes de automóviles dejaron este sistema para utilizar los sistemas de inyección, por lo que calentar el motor es completamente inútil, además de ser un gasto innecesario de combustible.

calentar-motor2

2. Utilizar combustible Premium

Muchos conductores prefieren hacer un gasto extra y utilizar combustible premium a la hora de llenar el tanque del vehículo para ayudar a mantener limpio el motor y mejorar el rendimiento. Sin embargo, en contra de lo que dice la publicidad, hasta los combustibles más baratos y económicos tienen los componentes necesarios para limpiar el motor del vehículo. Si tu coche no está diseñado especialmente para funcionar con este tipo de combustible, utilizarlo no es más que un despilfarro de dinero.

premium

3. Neumáticos viejos

Es difícil saber con exactitud cuándo los neumáticos están lo suficientemente gastados para comprar unos nuevos. Lógicamente no esperaremos a que estén completamente lisos y desgastados, así que… ¿Cuál es el momento indicado? Expertos en mantenimiento automotriz concuerdan en que la mayoría de neumáticos deben ser cambiados cada 5 o 6 años.

neumaticos-usados

4. ¿Cuál es la mejor manera de frenar?

Si frenas de forma repentina, metiendo el pedal a fondo, lo más seguro es que pierdas el control de tu vehículo y te estrelles contra el parabrisas. La National Highway Traffic Safery Administration (NHTSA por sus siglas en inglés), dice que la forma más acertada de frenar, especialmente en calles mojadas o con hielo, es meter poco a poco, lentamente, el pedal, ya que permitirá al conductor mantener el control del vehículo y dirigirlo hacia un sitio donde no haya peligro de colisión.

NAZ_4ba6713e82f04b4d80884e0a1e55da2c