Enfermo terminal se encuentra con su perro: Bubba & James

Un caso conmovedor y tierno tiene como protagonista a James Wathen, un enfermo terminal de 73 años y a su chihuaha, Bubba, de 8 años. James estaba en fase crítica, no comía y solo se comunicaba con susurros cada vez más débiles. Los médicos del Baptist Health Corbin de Kentucky daban ya por fallecido a este paciente por lo que las enfermas inventaron un plan para hacer felices los útlimosdías de James. Saltándose todas las reglas del hospital, reunieron a Wathen con su perrito. Al principio Bubba estaba nervioso y temblaba bastante, sin embargo al estar a unos 20 pasos de la habitación de su dueño, el chihuaha levantó la mirada, le brillaban los ojos dicen las enfermeras, y se mostró sumamente alegre. Luego del conmovedor reencuentro, ambos recobraron energías. Ahora James ya come y está con un ánimo mucho más vivaz, y lo más importante, se encuentra en fase de recuperación. Por su parte, este increíble caso llevó al director del hospital a hacer una política que permita la visita controlada de mascotas. Mira en vídeo el momento del reencuentro de James y Bubba.

Momento del reencuentro de Bubba y James